Rita Soma

 

Rita es una artista corporal con doce años de experiencia en las Artes Escénicas. Con especialización de estudios en Teatro Corporal y Danza Butoh.

Teatro

Empiezo a externar en obras mis universos imaginados a los 16 años, con mis primeras producciones audiovisuales, como directora, guionista, actriz, vestuarista y editora. Desde ese momento, me dedico dos años al estudio de Artes Plasticas. Posterioremente realizo Estudios Universitarios en Medios Audiovisuales, en España y Mexico por cuatro años, y estudio un año en la Escuela de Cine de Barcelona. Me inicio en el teatro de manera intuitiva, haciendo teatro de calle en México. Creo vestuarios y escenografias portatiles y ese se convierte en mi modo de vida y fuente de ingresos por 2 años, viajando por todo el pais. Ahí empiezo a realizar actos performáticos en clubes, festivales y eventos.

Después estudio Teatro Gestual y Mimo en la Escuela Nouveau Colombier (Madrid), discípulos de Marcel Marceau, donde se estudia también metodo de Jaques Léqoc y Etienne Decroix, padres del teatro físico, en intensiva formación fisica por dos años. A ello compagino el estudio de Danza Clásica de la India, Bharatanatyam, en el que me formo 4 años, uno de ellos en la India. Aparte realizo estudios eventuales de otras danzas como Gitanas Kalbelya, Contemporáneo, Africano y Danzas Prehispanicas Mexicanas, entre otras.

Butoh

La conozco en México con el maestro japonés Ken Mai en 2016. De ahí, tomo clases con Cintia Patiño, Diego Piñon, en Mexico; Honza Svazek, Adam Koan y Rizhome Lee, en Subbody Butoh School Himalaya, en India. Allí tengo una inmersión en meditación, silencio y danza subconsciente durante 12 meses. Participo en los 3 festivales semestrales con performance e impartiendo clases, así como tomando parte en la creacion de “Ecstatic Butoh Jam” y ayudando en la promoción de la escuela.

Simultáneamente viajo en esos años, haciendo performance y tomando clases en Francia, India, Estados Unidos, México, Serbia, Hungria, Finlandia, España, Israel y Chile. Con profesores como Imre Thormann, Diego Piñón, Eugenia Vargas, Makiko Tominaga, Kae Ishimoto, Vangeline, Tebby Ramasike, Jonathan Martineau, Julie Bectom y Rizhome Lee, entre otros.Desde 2016 hasta la actualidad mi vida a girado en torno a Butoh: talleres, festivales, creación e investigación. Lo integro como un modo de vida en sincronía con nuestra verdad más profunda, escondida en el subconsciente, la desenmascaración de ilusiones, observar la oscuridad como método de sanación y aceptación, practicando con amor profundo, en ansias de verdad y búsqueda de eternidad.

Maestra

Desde 2018 he impartido talleres, en Subbody Butoh School (Himalayas), Sesalac Butoh Retreat (Serbia), Bhumi Kala Kendra y Samata (Goa,India), y en Hipnágora, en la Ciudad de Mexico. En mis talleres y performances busco ir más allá de las aparencias externas e ilusiones de materialidad, buscando crear universos impalpables poderosos, jugando con realidades alternas. Salir de uno mismo hacia una realidad más eterna. Meditación en movimiento aquí y ahora. Parando las percepciones ordinarias por medio de la libertad de constantes nuevos movimientos. No hay repetición, no hay ritmo ordinario. Cada momento es nuevo, ahora. En la danza. “Arder como condenados en la hoguera, haciendo movimientos desde el fuego”, señalaba Artaud. Nuevas caras creadas, nuevos sentires. Renacer y resucitar. Quemar el interior para renovarlo. Crear un nuevo ser.

Clases

En mis clases buscamos el movimiento libre del cuerpo. Liberarnos de estructuras estancadas de pensamiento, de movimientos ya establecidos. movimientos ya establecidos. Trabajamos para desbloquear la capacidad creativa, generando movimientos nuevos. Desaprender para crear un nuevo cuerpo. Màs que una danza, es un estado interno. Se busca un trance, asemejándose a ciertas prácticas chamánicas o meditativas.

Dejar de seguir el hilo de los pensamientos, crear desde una mente vacía, siendo el cuerpo el que habla. Volver a la fuente original de la creación, donde cada momento es nuevo, una nueva manifestación de la constante capacidad creadora. De la naturaleza misma. Esto nos proporciona infinitas herramientas para la creación. Manteniendo el foco en nuestro interior, buscaremos ir a la esencia auténtica de nuestro ser, y crear desde ella.

Hay sombras que han opacado esa esencia. Buscamos y contemplamos nuestra resonancia con el momento presente, y todo lo que hay en él. No lo negamos. Aceptamos y exploramos las sombras internas, descubriendo cada parte de nosotros que hemos repudiado, reprimido o rechazado, liberando así la luz de nuestro ser, la vida auténtica. Bailarlo todo. Sombras y luces. Todo lo que nos sucede a cada momento. Creando una constante improvisación.

Buscamos salir de lo humano, o sublimarlo, engrandecerlo como lo que es: un ser biológico perfecto, un alma en constante búsqueda, un ser eterno, pleno de conocimiento y alegría.

Una danza verdadera y acorde con nuestra persona y nuestra vida real. Mas allá de nuestras ilusiones, proyecciones y expectativas. Buscamos ir al fondo, a la base real sobre la que se sustentan. Y a la vez incluirlos en nuestro arte. En este sentido nos sirve para autobservación. Por ello ha sido relacionado a la sanación.

Se busca ser la Esencia, ser el Cuerpo Auténtico, ser la Naturaleza. Iniciaremos con meditación, acabaremos con un cierre pacifico. Se requiere entrega y concentración, disposición para dejarse ir, lejos.